Archivo de la categoría: astronomía

El Solsticio de Verano


Este post está dedicado a Perico, que siempre me anda dando collejas virtuales con las cosas de Astronomía. La última fue con el Tránsito de Venus. Pasada ya una semana no tenía mucho sentido hablar sobre ello, pero como la vida siempre te da segundas oportunidades, ahora puedo escribir unas pocas líneas sobre el Solsticio de Verano y así lo tengo contento ;-)

Aunque no seamos astrónomos o no hayamos estudiado alguna ciencia afín, todos sabemos que los solsticios son los días concretos del año en los que hay más horas de sol (solsticio de verano) o menos (solsticio de inverno), y los equinoccios, tanto el de primavera como el de otoño, los días del año en los que las horas de sol son las mismas que las nocturnas. También sabemos que estos días marcan el momento del cambio de estación las cuales están relacionadas con la inclinación con las que nos llegan los rayos solares.

Como vemos, una de las claves en todo esto es el Sol. Es más, los momentos exactos de los solsticios y los equinoccios vienen determinados por posiciones concretas del Sol con respecto a la Tierra. En particular, el Solsticio de Verano es justo el día en el que el Sol alcanza la máxima altura en la esfera celeste.

Pero, ¿qué queremos decir con la altura máxima del Sol? A lo largo de un día y desde que sale por el Este, el astro rey va variando su posición, alcanzando al mediodía la altura máxima en el cielo para después ir descendiendo y desaparecer en el horizonte por el Oeste. Pero es que si hicieramos una foto diaria justo en el momento de máxima altura, veríamos como esta posición variaría a lo largo de un año. A la figura resultante, se le llama analema, y aunque en cada lugar geográfico se genere un analema distinto siempre ocurrirá que el Sol alcanzará el punto más alto de todos los analemas el mismo día.

La altura no será igual en las distintas posiciones geográficas a medio día del Solsticio de Verano. Esta altura irá en función de la latitud del lugar, existiendo una en particular en la que el Sol se encuentre justo en el zenit del lugar (o cogote del observador). Todos los puntos geográficos que tengan esa latitud formarán un paralelo que conocemos como Trópico de Cáncer. Además, cuando el Sol se encuentre justo encima de la cabeza de un observador situado en algún punto del Trópico de Cáncer, será cuando alcance la máxima altura absoluta de todas las latitudes en todos los días del año.

MET9 RGB-3-2-1 2012-06-20 06:00 UTC (Copyright 2012 EUMETSAT)

Pero ese justo momento sólo ocurre en un instante dado, así que puede suceder que no lo veamos porque nos encontremos en una longitud terrestre en que sea de noche. De hecho, para este año en particular el Solsticio de Verano se producirá el 20 de Junio a las 23:09 horas UTC, es decir, las 1:09 del 21 de Junio en España. Para este día, el Sol saldrá en Madrid (no porque sea la Capital del Reino sino porque es donde yo vivo ahora) a las 6:45 de la mañana y se pondrá 15h 03m 42s después, a las 21:49. La altura máxima sobre el horizonte será 73° y se producirá a las 14:17 hora oficial.

Y sí, el solsticio de verano verdadero es el 20 y no el 21 de Junio, como mucha gente cree. Bueno, realmente unos años ocurre el 20 y otros el 21. Esto es debido a que la inclinación que existe entre el ecuador terrestre y la eclíptica, que es el plano aparente donde se mueve el Sol en el cielo, es variable. Esta inclinación, conocida como oblicuidad, es la verdadera responsable de las estaciones, y su variación, que se da no sólo en magnitud sino también en dirección, causa que el Sol tome una posición máxima distinta cada año haciendo variar el momento de los solsticios. Pero eso… es cosa ya de otra entrada (¡Ah, la precesión, esa gran incomprendida!).

Tiempo


Mirar el reloj de pulsera es medir el tiempo que falta para cambiar de actividad. Observar un reloj de sol es contemplar la armonía del Universo, sin acabar de comprender como ese mundo de cuerpos gigantes en plena explosión puede moverse con esas cadencias y precisión absolutas, pudiendo ser reflejado y predicho su comportamiento por medio de estos, no siempre, sencillos aparatos.

Carlos Alcalá

Con esta bonita cita empieza el manual del reloj de sol de la foto, un regalo de unos familiares a los abuelos por su aniversario. Se trata de un reloj de sol personalizado para la posición de su casa (en Playa de Puebla de Farnals, al norte de Valencia) y el manual viene con unas completas instrucciones de cómo funciona el reloj, incluida la gráfica de la ecuación de tiempo personalizada también para esa longitud.

Me gusta la cita por el énfasis en desvincular un acto cotidiano como es mirar el reloj (yo llevo años sin usar reloj de pulsera) con el de observar un reloj de sol. Sobre todo si es uno como el que les han regalado, que marca la línea de sol de su aniversario, la posición de sus signos del zodiaco y que en definitiva está hecho con todo el amor de una familia hacia sus mayores, que ya llevan más de medio siglo juntos.

Astronomia en la CAC


El año pasado Aida y yo nos quedamos con las ganas, pero este año hemos estado más atentos y en cuanto se abrió la inscripción nos apuntamos. Se trata del curso de astronomía organizado por la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia. Es un curso impartido por diferentes expertos de universidades, institutos de investigación y asociaciones en el que en cada sesión se irán tratando temas concretos como la vía láctea, los agujeros negros, etc. Este pasado jueves fue la primera sesión del curso, impartida en el Hemisfèric (perfecto planetario) donde pudimos ver de forma realmente impresionante cómo se producen los eclipses de sol y luna así como otros temas relacionados. Por cierto que coincidí en el curso con un compañero de Prodevelop ¡sin ninguno saber que iba el otro!

No veo nada de astronomía desde que hice la asignatura en segundo de carrera, donde realmente lo que vimos fue mecánica celeste más que nada. Este curso nos sirve pues para, quien sabe, tal vez arrancar un nuevo hobby. Un tío de Aida es un buen aficionado, y tiene la suerte de vivir en un sitio el que desde su propio jardín se pueden hacer observaciones, es toda una envidia para los que vivimos con tanta contaminación lumínica. El viernes que viene iremos a Casinos a observar (si el tiempo lo permite).

Por otro lado además del curso, la CAC lleva todo un programa de conferencias sobre Astronomía, son gratuitas y lo único que hay que hacer es inscribirse con antelación. El lunes que viene vamos a conocer el telescopio espacial «Herschel» y con un poco de suerte observar Júpiter, a ver qué sale.