Teledetección Terahércica ¿una realidad?


Hace un tiempo salió publicada una noticia,que me resultó al menos llamativa. El 21 de septiembre de2007, justo seis años y 10 días después de los atentados del World Trade center, una estudiante del MIT llamada Star Simpson entró en el mismo aeropuerto de Boston llevando una sudadera de estas que llevan LEDS, unidos a una placa de plástico y una batería en la parte de delantera. Según cuentan la chica fue a buscar a su novio, y se acercó al puesto de información para preguntar sobre la llegada del vuelo y un miembro del personal del aeropuesto confundió los LEDs con una bomba y decidió notificarlo a la policía de estado. Cuando abandonó la terminal, tenía a varios agentes apuntándola con una pistola, y no acabó en la morgue porque siguió cautelosamente las órdenes de ellos. Esto muestra como un malentendido puede convertir un juguete casi de niños en un peligro.

Noticias como estao estase han venido repitiendo en el tiempo, ¿Como podrían los policías distinguir bombas de otros aparatos electrónicos? Hace un par de años hice un curso de verano titulado “Tecnologíasdel infrarrojo: fundamentos, aplicaciones, termografía”y en él comentaron acerca de unos nuevos instrumentos dentro del remote sensing, que se estaban empezando a comercializar, por aquel entonces decían que habían dos o tres disponibles y queiban a abrir otra puertecita a la ciencia, similar a la que se abrió con los ultravioletas, el infrarrojo reflejado o el emitido. Dichos instrumentos eran los que trabajaban en el rango espectral del Terahercio; y desde entonces he tratado de leer cualquier noticia que haya caído en mis manos relacionados con ellos.

En este período de tiempo los sensores T-ray han evolucionado bastante, si bien todavía no lo están lo suficiente para poder sacar aplicaciones civiles, y podrían ofrecer solución a la pregunta planteada anteriormente. Existen unas gafas, similares a las de visión nocturna,  empleadas por los militares. Dichos sensores tienen una particularidad, que detectan radiación en una región del infrarrojo que es abosorbida por muchos explosivos y sustancias ilegales (1 a 3 THz).

Para que esto funcione, hoy en día es necesario una fuente  de emisión de la radiación de longitud de onda del terahercio (ej. un láser) para que las ondas puedan ser registradas por la cámara. El principal problema hoy en día radica en hacer la señal lo suficientemente fuerte para detectar objetos distantes, este año, en mayo, se presentó en la CLEO (Conferenceon Lasers and Electro-Optics), un instrumental que era capaz de registrar información a 25 m. El sensor en sí es un bolómetro, como el de las cámaras termográficas tradicionales.

En definitiva, como otros muchos  juguetes militaresdel siglo XX como el RADAR, los sensores termográficos o el GPS, en un futuro contaremos con otra posible fuente de datos geomática a la que se le podrá dar uso civil y abrir un nuevo abanico de posibles aplicaciones.

Advertisements