aclarando conceptos: software libre


En cosa de dos semanas he leído como tres barbaridades sobre el software libre en general. En lugar de hacer sangre, voy a ir a la vía constructiva, que ya está el mundo bastante negativo como para darle más cuerda.

Así que vamos a hacer un post básico para dummies en el mundillo este del software libre a ver si así aclaramos conceptos y contribuimos a no ir por ahí diciendo animaladas, casi siempre fruto más del desconocimiento que de la mala fe (o eso quiero pensar).

Si al pensar en software libre te vienen a la mente las 4 libertades y algún que otro texto clásico, puedes irte a hacer otra cosa que aquí dudo que encuentres nada interesante. Si por otro lado no se te ocurre cuál puede ser la diferencia entre el software gratuito y el software libre, o privativo te suena a chino, te invito a seguir leyendo y a participar con comentarios con cualquier duda o aclaración que encuentres.

Primera advertencia, el software gratis no existe

Primer y gran error. El software no es gratis. Un error típico es confundir el coste de una licencia por el coste total por adquirir, mantener y actualizar un software concreto. Cuando uno se propone implantar un software (el que sea) ha de mirar mucho más allá de lo que le cuesta la licencia porque a medio plazo el coste de esta suele ser mucho menor que el total.

Ejemplo: tal vez utilizar un software como MapServer no te cuesta nada por licencia, pero debes tener en cuenta los costes de formación de la gente que lo ha de administrar, y hacerse una idea de lo que le costará gestionar dicho producto.

Software libre frente a software privativo

Bien dejando de lado el dinero, se pueden distinguir dos tipos de software en función de lo que uno puede hacer con él.

Por un lado tenemos el software privativo, donde el usuario no tiene ningún control sobre el producto como tal, más allá de su utilización (y no siempre). A veces no puede modificarlo, otras no puede redistribuirlo, otras no puede adaptarlo a sus necesidades. En general está privado de estas libertades (luego las aclararemos).

Ejemplo: llevando el tema al bricolaje casero, es como si te compras una mesa de comedor y no puedes arreglarla si no se ajusta bien a tu suelo, no la puedes pintar si no queda bien con tus cortinas, etc. Para cualquier cosa de estas como mucho tienes que hablar con el que te la vendió, a ver si te hace el favor de venir a arreglártela, porque tú no puedes más que usarla para comer.

Por otro lado tenemos el software libre, un tipo de software que se distribuye con una licencia de uso que te permite hacer en general cuatro cosas

  • la libertad de usar el programa, con cualquier propósito.
  • la libertad de estudiar cómo funciona el programa y modificarlo, adaptándolo a tus necesidades.
  • la libertad de distribuir copias del programa, con lo cual puedes ayudar a tu prójimo.
  • la libertad de mejorar el programa y hacer públicas esas mejoras a los demás, de modo que toda la comunidad se beneficie.

Es decir, uno puede utilizar, distribuir, mejorar y compartir esa pieza de conocimiento expresada en código binario como estime oportuno.

Ejemplo: bueno, ejemplos hay muchos, puedes por ejemplo utilizar la biblioteca de webmapping OpenLayers sin restricciones siempre que cites a los autores si cambias algo, y usarla para hacer excelentes aplicaciones. No tienes que pedirle permiso a nadie para usarla, no hay formularios, no hay nada. Incluso puedes usar la biblioteca alojada en sus servidores y estará bien.

El software gratuito

Al hablar de software privativo nadie ha dicho que este tenga un precio por licencia. Muchas compañías de software, por razones diversas, regalan sus productos pero siempre bajo una licencia privativa.

Ejemplo: Google Earth. Este software realizado por Google que no necesita presentación puede utilizarse de forma gratuita, uno puede bajárselo e instalarlo y navegar por todo el mundo. Eso sí, has de cumplir los términos de la licencia, porque si no te puede pasar lo que le ocurrió al desarrollador de Gaia, un intento de hacer ingeniería inversa del protocolo que usa Google Earth para obtener la cartografía en un visor que funcionara en cualquier plataforma (Google Earth no funcionaba en Mac por aquel entonces, y ahora sigue sin funcionar en otros sistemas operativos). Vale la pena leer carta de la gente de Google al desarrollador de este proyecto, que tuvo que dejar el proyecto por miedo a la demanda que le podía caer. Google ya no parece tan cool ¿no?.

Así que por favor, no confundas gratuito con libre porque son cosas completamente diferentes. El español por suerte hace una clara distinción entre ambos términos, cosa que no ocurre en inglés y por eso se ha extendido el término en nuestro idioma entre los angloparlantes para evitar confusiones.

El software propietario

Puede que sea hilar fino, pero aquellos que diferencian entre software libre y software propietario no ayudan al primero. Es mucho mejor usar el término privativo frente a propietario. El software libre tiene propietarios: ¡todo el mundo!. Si te instalas en tu equipo un sistema operativo GNU/Linux tienes la propiedad de todo el software que hay instalado, ¡puedes hacer lo que quieras con él! No estoy hablando de propiedad intelectual, por supuesto, ni de copyright, sino más bien de la libertad de acción sobre el producto que tenemos.

En cambio el software privativo es aquel que te priva de las libertades antes mencionadas. La propiedad muchas veces ni siquiera es del usuario ya que la licencia es más parecida a una cesión que a una venta. Tu pagas un precio y la compañía te da permiso para usar el software en tus instalaciones, pero el software no es tuyo sino de la empresa.

Ejemplo: Oracle es probablemente el fabricante de software de bases de datos más importante del mundo. Bien, es muy conocido que uno no puede publicar estadísticas de rendimiento de sus productos, la licencia lo prohíbe expresamente. Puedes usar su base de datos en los términos en que hayas pasado por caja, ¡¡pero no puedes hacer algo tan básico como decir lo bien o mal que va con datos!!

Resumiendo y más lectura

Categorías de software (fuente FSF)

Categorías de software (fuente FSF)

Puedes leer mucho más sobre estos temas en wikipedia y en la web de la Free Software Foundation.

Bueno, espero haber aclarado algún término, aunque uno ya tiene asumido que seguirá viendo por ahí gente decir animaladas de toda índole, muchas veces de forma perfectamente calculada y otras simplemente por desconocimiento.

About these ads

3 pensamientos en “aclarando conceptos: software libre

  1. Manuel Valderrama

    Me parece muy acertado el post Jorge. En lo personal llevaba la palabra “propietario” de mala manera. En mi trabajo sólo ocupo privativos y hemos sufrido cada año al renovar las licencias o mantenciones. En casa, en cambio, soy un ser libre, y por ende, utilizo software libre (generalmente estudiando los privativos y emulando al fin con libre)
    Muchas gracias nuevamente. Saludos desde Chile

  2. Pingback: Aclarando conceptos: Software Libre | Arte Global Media

Los comentarios están cerrados.